Bolas chinas

Por: Daniela Casais Ponce de León

Las bolas chinas también son llamadas bolas de geisha, bolas Ben Wa, bolas tintineantes, Rin no tama, bolas musicales, etc. Se venden en sex shops; sin embargo, más que un juguete sexual para el placer y la excitación, tienen un uso médico: ayudan a tonificar y fortalecer los músculos del suelo pélvico. Así que, más bien, son para ejercitarse. Te explicamos de dónde vienen y cómo funcionan.

¿Cómo surgieron?

Quizás te preguntes cuándo se inventaron las bolas chinas. Su origen se remonta a Japón en los años 500 d.C., donde las concubinas los utilizaban para satisfacer al emperador, ya que las ayudaban a mantener la lubricación y estar preparadas para el coito en cualquier momento. Después, debido a sus beneficios, se extendió su uso al resto de las geishas (Gynea, 2018).

¿Cómo se utilizan?

Estas bolas se introducen en la vagina, y tienen esferas más pequeñas en su interior. Al moverse, las bolas del interior golpean con la exterior y provocan vibraciones, lo que provoca a su vez pequeñas contracciones involuntarias de las paredes vaginales. Estas contracciones favorecen la irrigación sanguínea y, por tanto, la lubricación vaginal natural, así como la tonificación de los músculos. Es decir, una mujer puede tonificar los músculos el suelo pélvico de forma involuntaria, sin tener que hacer ejercicios que requieran algún esfuerzo. Por otra parte, si lo que se busca es fortalecer los músculos, se recomienda realizar los ejercicios de Kegel al tener las bolas dentro de la vagina. De esta forma, funciona como si se estuviera haciendo pesas con los músculos del suelo pélvico.4

Desde que las bolas chinas se mencionaron en el libro 50 sombras de Grey, su venta aumentó y las personas lo empezaron a usar como juguete sexual, aunque ya vimos que esa no es su verdadera función. Las mujeres generalmente reportan que no sienten placer sexual al tener las bolas chinas dentro de su vagina. Sin embargo, a algunas personas les gusta utilizarlas en el juego previo del acto sexual y lo consideran erótico, además de que estimula la lubricación vaginal y puede preparar a la mujer para la penetración.1

En mujeres jóvenes y sanas, el uso constante de las bolas chinas, además de mejorar la sensibilidad, el tono y la lubricación, puede servir a modo de prevención para la planeación de un embarazo y parto natural, la llegada de la menopausia u otros problemas provocados por la edad, como la incontinencia urinaria.3

Se recomienda de forma preventiva especialmente para:

  1. Mujeres que cargan mucho peso de forma habitual.

  2. Mujeres que practican deportes de impacto, cantan o tocan instrumentos de viento (ya que el constante uso del diafragma golpea contra los músculos del suelo pélvico y, a largo plazo, puede debilitarlos y ocasionar problemas).

  3. Mujeres que serán sometidas a una cirugía genitourinaria o pélvica.4

La fisioterapeuta Laura Rojas (2018) recomienda su uso en caso de:

  1. Mujeres que están en recuperación posparto (ayuda a que la musculatura regrese a la normalidad).

  2. Incontinencia urinaria.

  3. Debilidad en la musculatura.

  4. Disfunciones sexuales (falta de sensibilidad, disminución en la intensidad del orgasmo y sequedad vaginal o problemas en la lubricación).4

Sin embargo, la especialista aclara que las bolas chinas no son suficiente para tratar estos problemas, sino que se deben utilizar idealmente de forma paralela al tratamiento pertinente, ya sea médico o psicológico.4

El uso de las bolas chinas está contraindicado en casos de:

  1. Dolor al utilizar las bolas chinas

  2. Infección genital o urinaria

  3. Durante la menstruación junto con tampones

  4. Durante el embarazo

  5. Durante las relaciones sexuales con penetración

  6. Durante la cuarentena posterior al parto o las semanas posteriores a una cirugía genitourinaria o pélvica (debe esperarse el tiempo que el médico recomiende).4

Ahora, la mayoría de las bolas chinas están hechas de silicona médica, al igual que la mayoría de los juguetes sexuales. Es el material más recomendado, ya que es hipoalergénico y no poroso. Esto evita que el material provoque irritación o reacciones alérgicas y evita que las bacterias se acumulen o se mantengan adheridas al material. La mayoría tienen cordones que ayudan a retirarlas con facilidad, así como se retira un tampón. Se recomienda utilizar aquellas que tengan un cordón extractor.4

Se puede utilizar un poco de lubricante para introducirlas fácilmente en la vagina. Además, como cualquier otro juguete sexual, se deben lavar antes y después de usarse, ya sea con agua tibia y jabón neutro, o bien, con líquidos especiales para lavar los juguetes sexuales (que contienen sustancias antibacteriales y fungicidas) y enjuagar con abundante agua.4

¿Cada cuánto debo usarlas?

El tiempo de uso recomendado varía dependiendo de la situación de cada mujer. Lo más recomendable es seguir las indicaciones que recete el médico. Sin embargo, para las mujeres que empiezan a utilizarlo, se recomienda usarlas por 15-20 minutos diarios durante alguna actividad que implique movimiento, como caminar, hacer ejercicio o estar en una silla mecedora. Si no hay movimiento, las bolas del interior no golpean con la exterior, por lo que no se produce la vibración y no producirá los efectos deseados.4

Ahora, hay bolas de distintos tamaños y pesos. Las bolas más grandes y ligeras son recomendadas para principiantes, ya que es más fácil mantenerlas en su lugar sin que caigan. Una vez que los músculos están más fortalecidos, se puede continuar ejercitándolos al utilizar bolas más pequeñas y pesadas. Por otro lado, algunos paquetes incluyen varias bolas de distintos pesos indicados por la intensidad de su color: mientras más oscura, más pesada. Incluyen cordones donde se pueden juntar dos bolas y así permite hacer combinaciones para lograr pesos distintos.4

Entonces, primero empieza por una sola bola, de las más grandes y ligeras. Ya que la domines, puedes avanzar al siguiente nivel, añadiendo otra o cambiando a bolas más pequeñas y pesadas. Recuerda que sólo el uso constante te dará los resultados que deseas.

Referencias

1En Suelo Firme (2015), “Bolas chinas. Guía completa”. Dispoible en: https://www.ensuelofirme.com/bolas-chinas-guia-completa-para-que-sirven-usos-beneficios/

2Gynea (2018), “Bolas chinas”. Disponible en: https://www.gynea.com/blog/mujer-sin-filtros/bolas-chinas

3Rojas, L. (2018), “Bolas chinas y conos vaginales para el suelo pélvico” [Youtube: FisioClinics Logroño]. Disponible en: https://www.youtube.com/watch?v=WCIOJAGlM6g

4Rojas, L. (2018), “Bolas chinas para el suelo pélvico: Resuelve todas tus dudas” [Youtube: EnSueloFirme]. Disponible en: https://www.youtube.com/watch?v=WCIOJAGlM6g

#bolaschinas #salud #juguetessexuales #suelopélvico #prevención

9 vistas