“Cambio de sexo”

Por Fanny Tache Salame


¿Cambio de sexo? ¿Qué es eso? Este término se conoce desde 1952 por Christine Jorgensen quien nació siendo hombre y se cambió su sexo a mujer. Antes de Christine era conocido como George, nació en Nueva York. A finales de los años 40´s George de 27 años se encontraba en el ejército estadunidense, decidido de que no se sentía cómodo con su cuerpo decidió indagar acerca del tema y encontró qué en Copenhague, Dinamarca se encontraba el Dr. Hamburger, quién estaba experimentando hormonas con animales para cambiar su género.

A su llegada, es importante mencionar que George estuvo primeramente con un psicólogo, el Dr. Georg Sturup, cuándo ya estaba decidido de cambiar su género, lucharon para cambiar la ley danesa y que se permita la castración, lo cual se logró.

Posteriormente George comenzó con una terapia hormonal y posteriormente se sometió a dos operaciones, las cuales fueron exitosas y por fin George pudo ser Christine.

Pero ¿cuál es la importancia de este caso? Si él no fue el primer transexual de la historia, sin embargo, con su historia y ser él quien al alzar su voz y luchar por lo que realmente quería, logró un cambio en el mundo, ya que este caso esto abrió la oportunidad de que todas las personas que no se sientan cómodas con su género, lo puedan cambiar, asimismo, fue la primera operación exitosa, ya que el primer intento fue en los años 30´s pero no funcionó.

Gracias a su caso abrió un debate acerca del tema, se abrieron distintas posibilidades a las personas que se cuestionan sobre su sexo, abriendo una investigación para poder definir “sexo” en el mundo y la palabra transexual.

  1. Sexo se refiere a las diferencias biológicas y fisiológicas entre hombre y mujer.

  2. Género: Son las ideas y comportamientos que se han impuesto socialmente que definen a las mujeres y a los hombres.

  3. Trans; derivado del latín significa “del otro lado”, diciendo que es para marcar una transformación.

Por lo tanto, transexual se refiere a las personas que por medio de un tratamiento hormonal y quirúrgico adquiere caracteres sexuales del sexo opuesto, debido a que se sientes y se conciben a sí mismas como pertenecientes a un género distinto al suyo.

Fue en los años 60´s cuando se inició la revolución sexual, en la cual había más voz individual y derechos humanos que insisten para que se vea un cambio social. Se vio a las minorías, tanto socialmente como políticamente.

Pero esta lucha por un cambio social no ha terminado aún, ya que desde 1980 hasta hoy en día se ha visto como un “trastorno mental” la transexualidad, incluso se encuentra en el manual diagnóstico y estadístico de los trastornos mentales de la Asociación Psiquiátrica Americana como “disforia de género”, antes llamado “trastorno de identidad de género”.

Sin embargo, en el año 2000 autoridades políticas y organizaciones internacionales comienzan a alzar la voz para que la transexualidad sea despatologizada. El Comisario Europeo de Derechos Humanos, Thomas Hammarberg, en el 2009 solicita la desclasificación de la transexualidad y fue en el 2011 que el Parlamento europeo exige que se quite y pide a la OMS que en la nueva revisión de la CIE (Clasificación Estadística Internacional de Enfermedades y Problemas Relacionados con la Salud) remueva la transexualidad como un trastorno mental en su undécima versión prevista para el 2018.

¿Y qué creen que sucedió en el 2018? La Organización Mundial de la Salud (OMS), presentó la undécima edición de la Clasificación Estadística Internacional de Enfermedades y Problemas Relacionados con la Salud (CIE-11) y una de las modificaciones que le hicieron fue la inclusión de la transexualidad en el apartado de comportamientos sexuales, eliminándola de la clasificación como un trastorno mental. Este entrará en vigor el 1 de enero de 2022.

Debemos de entender que las personas transexuales no buscan ayuda profesional debido a que sufren un trastorno, sino porque no se sienten cómodos consigo mismos y no quieren seguir atrapados en un cuerpo que no les pertenece, es por eso que requieren a distintos doctores para poder sentir un alivio. Ya que a pesar de que existe la premisa de que el sexo de una persona es marcada por los órganos genitales con los que se nace, es importante entender que va más allá de eso, se trata de una identificación con estos estos genitales, hablando así de una identidad sexual (cómo percibes y te sientes con tu imagen corporal, el concepto que se tiene de sí mismo como masculino o femenino).

Referencias:

Asociación Psiquiátrica Americana (2013), DSM 5 Manual diagnóstico y estadístico de los trastornos mentales, España, Masson.

Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH). (2018)9. Los derechos humanos de las personas transgénero, transexuales y travestis. (pp. 3-27). México.

Consejo General de la Psicología de España (2019, electrónico). La OMS publica la versión final de la CIE-1. Recuperado el 13 de junio de 2019, disponible en: http://www.infocop.es/view_article.asp?id=7548

Lamas, M. (2009). Transexuales y transgéneros. El fenómeno trans. (pp. 4-11). México.

Meyerowitz, J. (2013). Reading for Diversity and Social Justice. Nueva York.

Mas, J. (2017). Del Transexualismo a la Disforia de Género en el DSM. Cambios terminológicos, misma esencia patologizante. Revista Internacional de Sociología, 75, (2). DOI: http://dx.doi.org/10.3989/ris.2017.75.2.15.63

Gasteiz, V. (2016). Despatologización. Guía de atención integral a las personas en situación de transexualidad. (pp. 29-30). Gobierno Vasco.

#trans #transexual #Género #identidadsexual #cambiodesexo #CIE11 #DiversidadSexual #sexo #Jorgensen