¿Consumes placer o violencia?

Por Antonella Arguelles Gutiérrez

Seguramente has escuchado cada vez más sobre la pornografía, ya sea en tu grupo de amigos, la escuela/trabajo, redes sociales o por curioso; esto va muy ligado con los avances de la tecnología que facilitan nuestro acceso a la misma. También, ha logrado mantener el interés de sus consumidores por la gran variedad de opciones que da: suave, heterosexual, convencional, homosexual, duro, entre otros.

Antes de continuar, me gustaría brindar una definición sobre lo que es la pornografía: “aquello que hace referencia a cualquier material literario, artístico, auditivo o cinematográfico que exhibe de forma explícita acciones sexuales y genitales. Uno de sus objetivos es provocar excitación sexual en quién la consume” (Ayala, 2018).

Seguro mucho de lo anterior ya lo sabías o tenías una idea similar, ya sea por consumirla o por haber escuchado sobre ella; sin embargo, existe una característica frecuente dentro de este fenómeno que nadie te menciona: la cultura de violación; término que surge en los 70’s para referirse a esa cultura que va a normalizar la violencia sexual y que culpará a la víctima antes que a los agresores.

La pornografía es esa fuente que alimenta la cultura de violación al erotizar las conductas de sometimiento y dolor en las mujeres; volviéndolas un objeto que sirve para satisfacer las necesidades sexuales del hombre. Y si todavía no identificas la gravedad del asunto, te comparto que una consecuencia de esto es la normalización de los actos violentos no consentidos durante la práctica sexual = VIOLACIÓN SEXUAL.

En el 2016, “Lighthouse” (asociación japonesa que lucha contra el tráfico de personas) fue contactada por 60 actrices porno, en los primeros meses del año, que buscaban ayuda para huir de la industria. Por otro lado, en el 2018, “hubo 24 agresiones múltiples en España” (López & Sen, 2018) dentro de la industria pornográfica, de las cuales dos de cada tres resultaron ser violaciones.

Cada vez se vuelve más visible la violencia dentro de la pornografía; tanto, que hasta te podría sorprender que existen relatos eróticos de violaciones a los cuales puedes tener acceso con dar un solo “click”.

Y esta violencia no involucra únicamente a las víctimas de trata, sino también a actrices porno cuyo consentimiento es olvidado; siendo ambas igualmente afectadas por agresiones tanto físicas como verbales, amenazas con armas de fuego, drogadas, manipuladas, etc.

Hoy, podemos agradecerles a varios grupos feministas por darle voz a las actrices porno que han sido víctimas de una violación sexual dentro de la industria; una cuenta de Instagram dedicada a compartir material feminista (@libertadeigualdad) público los siguientes testimonios en el 2019:

La idea era “hacer una escena de sexo vaginal hombre-mujer. Pero durante el rodaje con el actor porno él me violó por el ano y no paró […] el dolor se volvió insoportable, yo estaba en shock y me desfallecí” (Taylor, 2019 en El Desconcierto, 2019).

Lovelace (2019, en ElDesconcierto, 2019) sufrió una violación grupal en escena, mientras era amenazada con una pistola; “me trataron como una muñeca inflable, cogiéndome y moviéndome de aquí a allá”.

Siendo obligada a mantenerse en posiciones dolorosas y aceptar lo que el productor pidiera; “yo debía aceptarlo, porque de lo contrario no me pagaban” (Rollings, 2019 en El Desconcierto, 2019).

Ahora que tienes está información, te invito a unirte a la visibilización de la misma y que antes de darle “click” a cualquier contenido de la industria pornográfica te cuestiones sobre los efectos que esto tiene en relación con la violencia.

¡ESPERA! No se trata de no recurrir a contenido erotizante, sino de informarnos más acerca del origen de lo que consumimos; la violencia directa vendrá de los productores, actores y/o demás miembros de la industria, pero la indirecta viene de quién la consume sin antes cuestionarse.

Referencias:

Ayala, A. (24 de 10 de 2018). Pornografía: conoce qué es antes de verla.Recuperado el 23 de septiembre de 2019, desde: https://culturacolectiva.com/adulto/pornografia-que-es-origen-tipos-datos

López, C. & Sen, C. (06 de 07 de 2018).La pornografía, puerta de la violencia.Recuperado el 23 de septiembre de 2019, desde: https://www.lavanguardia.com/vida/20180706/45708376119/pornografia-cultura-violacion-victima-violencia-sexual.html

ACI Prensa. (06 de 06 de 2017). 5 crudos testimonios que prueban la relación entre pornografía y trata de personas.Recuperado el 23 de septiembre de 2019, desde: https://www.aciprensa.com/noticias/5-crudos-testimonios-que-prueban-la-relacion-entre-pornografia-y-trata-de-personas-56179

Redacción Perú21. (23 de 12 de 2016). Actrices porno sufren violaciones en rodaje de películas, pero muchas guardan silencio. Recuperado el 23 de septiembre de 2019, desde: https://peru21.pe/cheka/redes-sociales/actrices-porno-sufren-violaciones-rodaje-peliculas-muchas-guardan-silencio-236694-noticia/?ref=p21r

El Desconcierto. (04 de 01 de 2019). “El dolor se volvió insoportable y me desfallecí”: Testimonios de actrices porno dan cuenta de la extrema violencia en la industria.Recuperado el 23 de septiembre de 2019, desde: https://www.eldesconcierto.cl/2019/01/04/el-dolor-se-volvio-insoportable-y-me-desfalleci-testimonios-de-actrices-porno-dan-cuenta-de-la-extrema-violencia-en-la-industria/