¡Datos Curiosos Sobre el PENE!

  • Por: Raissa Nellen

  • Del blog: sexED: educación y placer sexual

  • Visita el blog aquí


"Estaban una noche un esposo y su pareja tratando de instalar la computadora. Uno de los requisitos para ingresar al sistema era agregar una contraseña, en la cual el marido la pone como "Mi pene".

Su esposa, quien estaba sentada a lado de él se cae a carcajadas al piso… al parecer la computadora dijo que la contraseña era demasiado corta."

Dejando la risa de un lado, el pene es y será inspiración de pláticas de gimnasio, odiosas comparaciones, chistes, pinturas, esculturas, etc., etc., y aunque sea el órgano masculino que reciba más atención, culto y adoración;  todavía existen algunos enigmas que descubrir sobre éste el ‘mejor amigo del hombre’. Es por eso que a continuación se tienen algunos datos curiosos sobre el pene:


The Big O

Según algunas investigaciones, un hombre llega al orgasmo después de aproximadamente cuatro minutos después de la penetración (¡van a lo que van!); para las mujeres este tramo hacia el climax requiere de mucho más paciencia y dedicación: como de unos 10 a 20 minutos de coito… sin embargo, la duración del orgasmo y su multiplicidad es un reconocimiento que se les da a ellas. El promedio del orgasmo masculino dura alrededor de 6 a 10 segundos, mientras que el de las mujeres puede tener una duración de hasta ¡23 segundos! Se menciona que los hombres no son capaces de experimentar orgasmos múltiples, y se distingue que sólo del 6-8% de los caballeros tienen más de un orgasmo durante cada experiencia sexual (Calles, M). 


Veloz

Al momento de la primera expulsión del semen (y para que pueda alcanzar las zonas más profundas de la vagina) éste puede llegar a una velocidad de ¡45km por hora! Se agrega que durante la eyaculación, el semen no sale de forma continua (más bien es rítmica) y el producto final de la eyaculación es de unos 3 a 4 ml., claro, dependiendo del individuo (Navarro & Salas, 2017). 

Según algunas investigaciones, el semen tiene alrededor de 20 calorías (para aquellos que lo ingieran) y contiene algunas sustancias como proteínas, fructosa y magnesio, entre otras (Robertson, 2019)


Cigarro vs Hombre

Este argumento tal vez sirva de incentivo para pensar dos veces antes de comprar una cajetilla. Según algunas investigaciones, el tabaco tiene una gran influencia en la función sexual masculina, específicamente en el caso de generar una erección. Una erección se logra gracias a que las cavidades o espacios del cuerpo esponjoso del pene (que tiene muchos vasos sanguíneos y nervios) se llenen de sangre. Según algunos autores, el tabaquismo tiene mucha incidencia en los cuadros de arteriosclerosis (esto es cuando se endurecen o engruesan las arterias), que tiene como consecuencia la obstrucción del flujo de sangre. Si no hay flujo de sangre que llegue al pene, tenemos entonces una causa importante de disfunción eréctil (Barrios et al, 2012) El cigarro entonces es un factor de riesgo importante para padecer lo anteriormente mencionado.  


Sistema de medición

Cualquier hombre ha sufrido la tormentosa tentación de medir el tamaño de su pene. No es nada anormal; al contrario, nadie escapa del intrigante deseo de la comparación ¿Y cómo no? Si a los varones desde pequeños se les enseña que el falo es representación de su masculinidad, fuerza, hombría… a pesar de todo esto, se reconoce que las mediciones promedio del tamaño del pene son las siguientes: en estado de flacidez o reposo es de 6-8 cm. La elongación máxima es de unos 13 a 15 cm. Menos de 6-8 cm el pene es considerado como micropene.


Ranking Mundial

Un doctor español llamado Eduardo Gómez de Diego realizó una clasificación del tamaño promedio de la erección del pene en diferentes países, estos fueron los resultados:

Francia: 16 cmItalia: 15 cmMéxico: 14,9 cmAlemania: 14, 4 cmChile: 14 cmColombia: 13, 9cm

Solamente 1% de la población mundial tiene un pene mayor de 22 cm (2017), se estima que pueden ser de origen africano.


¿El tamaño importa?

Desde la antigüedad a los hombres se les ha enseñado a pensar que ‘entre más grande’ sea su pene, mucho mejor (por que simboliza la fecundidad, la fuerza, virilidad, etc.,). Y no solamente se relaciona con lo anterior, sino también con la idea de que a mayor tamaño, mayor placer sexual para el hombre y para su pareja. Pero aclaremos el tema de una vez… el tener un pene mayor de 13 a 15 cm (tal vez garantice el orgullo entre camaradas) no garantiza ni el placer sexual ni la satisfacción del propietario. De hecho, en muchas ocasiones el tener un pene mayor al promedio puede ser el causante de penetraciones molestas y dolorosas…lo cual no es nada deseable. Incluso, penes más grandes de lo normal necesitan más flujo de sangre para generar una erección; por la cantidad de sangre que se necesita, uno puede empezar a sentirse mareado e incluso desmayarse (2017). En fin, el tamaño de la herramienta no es la que importa, sino cómo la utilizas.


Serpiente de dos cabezas

El tener un pene implica bastantes cosas… ¡ahora imagina tener dos! Esto es lo que les sucede a los individuos que presentan una extraña condición llamada Difalia. En términos mucho más médicos, esta anomalía congénita puede generarse por alguna malformación de los genitales cuando el feto está en desarrollo (aunque no es tan común, sólo hay 100 casos en el mundo). Según se conoce, la división puede ser total o parcial; simétrica o asimétrica en su forma y tamaño. En el caso de la funcionalidad, es probable que uno de los penes no tenga función; o al contrario: ambos miembros funcionan y de forma individual (Viton, et al, 2009).


Nocturnos

Los hombres pueden tener erecciones nocturnas a las que se les denomina como tumescencia peneal nocturna. Estas son espontáneas y se producen gracias a la activación del cerebro durante el sueño MOR (el sueño de movimiento ocular rápido). En una típica noche, un varón puede presentar de 3 a 5 erecciones (dependiendo del individuo); estas erecciones se pueden presentar desde los 3 a los 79 años. Según los estudios recabados, estas erecciones son ¡signos de salud! Ya que aquellas personas que presenten alguna disfunción o cierto padecimiento clínico (como la depresión) no presentan TPN (García, et al, 2001).  


¿Doctor?

Desde tiempos atrás, la preocupación por el tamaño del pene ha sido motivación suficiente para tocar la puerta de un cirujano. Incluso, hay una denominación para los hombres que  no se atreven a mantener relaciones sexuales por vergüenza, o no pueden ni pensar en cambiarse frente a otros en lugares como el gimnasio o piscinas públicas; a esto se le denomina “síndrome de vestuario” (Martínez, 2007). Pero no sólo las personas que padecen el síndrome anterior recurren al cirujano, sino que cualquier persona que tengan alteraciones orgánicas u otra cuestión… Hoy en día, se pueden encontrar varias cirugías para alargar el tamaño del pene.

Una de las más famosas es la de la liberación del ligamento suspensorio del pene (cuando se corta este ligamento que fija el pene al hueso púbico). Sin embargo, las consecuencias (no sólo para la billetera sino para el físico también) son la inestabilidad del pene y su pérdida de ángulo. Los pesarios; que provocan la tracción del miembro, también son utilizados; se tienen que utilizar de 4 -9 horas diarias entre 3-6 meses. Sin embargo, también tiene sus complicaciones (Carrillo, 2017). Lo mejor pareciera ser una buena terapia…claro que esto se lo dejamos a su consideración.  


Reino Animal

Para terminar con una nota distinta, mencionaremos los animales con los órganos masculinos más grandes y peculiares:

Anodino percebe: tiene un pene que mide 20 veces su tamaño corporal (se puede comer a este percebe)Ballena azul: su miembro mide aproximadamente 3 metros de longitud.Elefante: su miembro mide 120 cm y pesa 45 kilos.Caracol Nautilus: cuando se aparea, expulsa su miembro de su cuerpo; éste navega por el mar hasta encontrar a una hembra apropiada.* Se agrega que en Islandia existe una ‘faloteca’, que expone unos 100 falos de la mayoría de la fauna Islandesa (2017). 



Referencias:

Barrios, M.,  Oca, L, & Castellanos, A. (2012). “Influencia del Tabaquismo en la función sexual masculina”. MEDICIEGO; N°18; pp (1-9): http://bvs.sld.cu/revistas/mciego/vol_18noespc_2012/pdf/T21.pdf

Calles, M. (s.f.) “Orgasmo”. Sexualidad Humana de McCary; Capítulo 12; pp (172-189).

Carrillo, C.  (2017). “Cirugía estética de los genitales masculinos”. Revista Mexicana de Urología; (4); pp (318-327): https://www.medigraphic.com/pdfs/uro/ur-2017/ur174l.pdf

García, M., Hernández, T, & Ortega, Z. (2001). “Tumescencia Peneal Nocturna: utilidad clínica”. Revista Cubana Investigación Biomédica; 20 (2), pp (136-139): http://bvs.sld.cu/revistas/ibi/vol20_2_01/ibi092001.pdf

Martínez, A. (2007). “¿El tamaño no importa?”. Instituto de Andrología y Medicina Sexual; pp (421-424): http://iandroms.com/wp-content/uploads/2011/02/la-medida-del-pene-importa.pdf

Navarro, N. & Salas, A. (2017). “Anatomía y fisiología de la eyaculación. Clasificación de los trastornos de la eyaculación”. Capítulo 80; pp (669-676): http://media.axon.es/pdf/89278.pdf

Nelson, J. (2018). “30 Strange but Interesting facts about the Penis your boyfriend probably doesn´t even know”. Thought Catalog: https://thoughtcatalog.com/january-nelson/2018/02/31-strange-but-interesting-facts-about-the-penis-your-boyfriend-probably-doesnt-even-know/

Robertson, S. (2019). “Ingerir Semen”. News Medical; Azo Network: https://www.news-medical.net/health/Swallowing-Semen-(Spanish).aspx

Viton, I., et al (2009). “Duplicación Urogenital: presentación de un caso”. Revista Pediátrica Electrónica. Vol. 6; N°3, pág. (331): http://www.revistapediatria.cl/volumenes/2009/vol6num3/pdf/congreso_cirugia/cirugia279.pdf

 (2017). “El Pene, El mejor amigo del hombre”. www, siguesigue.com; pp (33-67): https://www.serlib.com/pdflibros/9788403097681.pdf


56 vistas