El condón, nuestro nuevo mejor amigo

Constanza Pardo Noriega


Cuando se es sexualmente activo, esto conlleva más responsabilidades que el simple hecho de estar ya listo para la acción. Tal y como te lavas tus dientes para prevenir que salgan caries y que esta no evolucione a un problema más severo como una infección y una incomoda y dolorosa visita a tu dentista, de igual forma cuando se tiene relaciones sexuales es necesario e indispensable la prevención de Infecciones de Transmisión Sexual (ITS).


Existen varios métodos y formas para prevenirlas, casi para todos los gustos y preferencias, pero hay uno que funciona como una barrera que no solo logra evitar la transmisión de virus como el VIH y el VPH si no también para bacterias y hongos que pueden tener un impacto negativo en nuestra salud y a su vez, también puede prevenir embarazos no planeados. Este es el famosísimo condón que aún hoy en día bastantes personas no saben las propiedades y los enormes beneficios que su uso tiene y no saben distinguir de lo que es verdadero de lo falso . Así que hablaremos un poquito del condón, de que es, su historia y beneficios para que se convierta en nuestro próximo mejor amigo.


Para empezar, ¿qué es un condón? Según Clarence (2018) , es una barrera física que se coloca sobre el pene o dentro de la vagina (si es un condón femenino) diseñados para que no haya contacto con los fluidos sexuales, ya sean estos semen, líquido preseminal, secreciones rectales o fluidos vaginales. Existen infecciones que pueden ser curadas con un antibiótico pero cuando se habla de virus se complica aun más. Desafortunadamente, hoy en día no existe una cura para el VIH. Tratamientos como antirretrovirales solo limitan la transmisión de este inhibiendo la capacidad del virus de reproducirse y pueden ser muy costosos. Sin embargo, la efectividad del condón puede llegar hasta un 95% si este se coloca de la manera correcta y se ha encontrado ser el método más eficaz para la prevención de la transmisión del VIH. Hay varios tipos de condones, de diferentes formas, colores, tamaños, texturas y sabores. Son de fácil acceso, pues se encuentran en las farmacias, supermercados o sex-shops. Además no son tan costosos como otros métodos de prevención o barrera.

Si pensabas que el condón se invento por ahí de 1980 cuando el VIH comenzó a ser una epidemia mundial, déjame decirte que no podrías estar más equivocado. El condón tiene tanta historia como la gran civilización Egipcia, solo que ellos en vez de usar látex como son la mayoría de los condones hoy en día, ellos utilizaban otros elementos no tan convencionales como piel de pescado, lino, cuero y seda. Desde entonces en varias culturas de diferentes épocas utilizaba el condón como un método para evitar embarazos e ITS. Ya fueran grandes monarcas europeos o el ejército alemán, que durante la primera guerra mundial distribuía a sus soldados condones.


No obstante, un total de 333 millones de las ITS se adquieren cada año en todo el mundo. Excluyendo el VIH y otras infecciones virales, uno de cada 20 jóvenes puede contraer una ITS cada año, lo cual aumenta la probabilidad de contraer VIH, afirma Clarence et al. (2018) Siendo así que el condón nos puede ayudar a prevenir estas enfermedades que se pueden desarrollar en problemas más severos.


Existen entonces grandes beneficios de utilizar el condón para prevención de ITS y embarazos, algunos de estos son :

  1. Es Fácil acceso

  2. Es Menos Costoso

  3. Es fácil de transportar

  4. No tiene hormonas

  5. No tiene efectos secundarios. En ocasiones, el látex puede causar irritación pero se recomienda que se cambie de marca o por un condón de poliuretano.

  6. No se afecta por el uso de otros medicamentos

  7. Protege efectivamente contra ITS

  8. Se puede utilizar durante la lactancia




No es suficiente un método de barrera en la acción coital, es decir, en donde hay una penetración del pene a la vagina. Tiene la misma importancia utilizarlo durante actos como el sexo anal o el sexo oral, pues los líquidos sexuales también pueden ser encontrados aquí. La única forma de evitarlo es usando métodos de barreras como el condón para prevenir que entren en contacto los fluidos. La buena noticia es que es muy eficaz y que la sensación es prácticamente la misma o igual de placentera.




Referencias

Villa-Paleo, M. T., & Carranza-Madrigal, J. (2017). Conocimiento del uso correcto del condón masculino en alumnos de preparatoria de una población indígena del estado de Michoacán. Medicina Interna de Mexico, 33(5), 580–604. https://doi.org/10.24245/mim.v33i5.1163


Yah, C., Simate, G., Hlangothi, P., & Somai, B. (2018). Nanotechnology and the Future of Condoms in the Prevention of Sexually Transmitted Infections. Annals of African Medicine, 17(2), 49–57. https://doi.org/10.4103/aam.aampass:[_]32_17


Condón Femenino – Método de Barrera. (2018). Your-life.com. Retrieved 23 October 2018, from https://www.your-life.com/es/metodos-anticonceptivos/anticonceptivos-de-corta-duracion/condon-femenino/

0 vistas