La Dichosa Copa Menstrual

Por: Nicole Mireille Antonoff Yañez

¿Sabias qué una mujer utiliza en toda su vida alrededor de 10,000 compresas/tampones? (Alcalde M, 2014). ¿Y que cada uno de éstos tarda aproximadamente 300 años en biodegradarse? (Sin plástico, 2015). Esto quiere decir que para el momento en que tus nietos sean padres, tu primera compresa o tampón seguirá contaminando durante algunos años más. 

Éste fue el primer dato que me hizo pensar en comenzar a utilizar un método ecológico para esos días del mes. Por esto, empecé a investigar más sobre la dichosa copa menstrual, y encontré bastantes ventajas de utilizarla en comparación con otros métodos como las toallas femeninas o los tampones.

Primero que nada, el material del que están hechas es de silicona de grado médico o quirúrgico, por lo que es 100% hipoalergénico y no favorece el desarrollo de gérmenes o bacterias (Sin plástico, 2015). Siguiendo la misma línea, éste método no interviene con la flora vaginal, la cual nos protege de infecciones (Alcalde M, 2014). Asimismo, como su tarea principal es contener el flujo vaginal y no absorberlo, no se han registrado hasta ahora casos de mujeres que hayan tenido el síndrome de shock tóxico por usarla. 

Otra ventaja es que la puedes dejar puesta hasta por 12 horas ya sea de día o de noche, ya que su capacidad para recoger fluido es bastante buena (Alcalde M, 2014); puede recoger hasta 3 veces más liquido que un tampón (Sin Plástico, 2015). Asimismo como no sale de la vagina, puedes ir al baño sin estar en riesgo de que se ensucie de residuos que puedan generar alguna infección. El hecho de que sea interna la vuelve una opción muy cómoda de usarse y ni siquiera notarás su presencia

La copa menstrual constituye una opción aparte de ecológica, económica. Ésto es porque se puede reutilizar hasta por 10 años, si se le cuida adecuadamente. Su costo se cubre aproximadamente con 3 meses (igual a 3 ciclos) de comprar compresas o tampones.

Por último, existen diferentes marcas que manejan diferentes formas y tamaños que se amoldan a tu cuerpo, por lo que puedes probar varias opciones y elegir la que mas se adapte a ti. Una vez que elijas la opción que te resulte más cómoda notarás que la copa es una opción que cierra herméticamente el canal vaginal, por lo que no habrá presencia de olores desagradables (Alcalde M, 2014). 

Si existen tantas ventajas, ¿Por qué no todo mundo está usándola? Les puedo decir en sí, que las desventajas que existen relacionadas con su uso son en su mayoría psicológicas a causa de desinformación. Existen mujeres que creen que la copa puede llegar a moverse y quedar introducida en la vagina sin la probabilidad de retirarla. Muchas se preguntan ¿Y si se sube más de lo normal y ya no puedo sacarla? Es importante saber que la forma de la copa tiene un aro del mismo material en la parte de arriba, el cual provoca que esta se abra y quede fija en el lugar en que se introdujo. Por otro lado, existen mujeres que creen que es antihigiénico que se acumule la sangre dentro de su cuerpo por 12 horas, o que no les atrae la idea de retirarla y ver el líquido ahí contenido. Les puedo decir, que existe una mayor higiene al utilizar este método por su probabilidad nula de generar infecciones, así como el hecho de que no provoca olores desagradables. El punto de ver la sangre ahí contenida puede ser para algunas un factor desagradable, sin embargo las ventajas que ofrece éste producto para nuestra salud, economía y medio ambiente son mucho mayores.

Ahora, para aquellas interesadas en comenzar a probar éste producto, les paso algunos tips para que puedan probarla sin problemas. 

  1. Primero que nada, antes de introducirla es importante desinfectarla dejándola alrededor de 5 minutos sumergida en agua hirviendo, así como también lavarnos las manos.

  2. Luego, deberás doblarla. Existen varios métodos por lo que puedes utilizar el que te sea más fácil y cómodo. Los más comunes son doblarla a la mitad, formando una C con el aro de la copa o enrollarla en forma de tampón. El punto es que permanezca doblada hasta que haya entrado en el canal vaginal.

  3. Se introduce como lo harías con un tampón, inclinándola 45 grados con dirección hacia la espalda baja

  4. Una vez adentro es importante asegurarse de que ésta haya abierto correctamente para evitar fugas. Esto se puede hacer, sosteniendo la base de la copa intentándola girar. Si la base forma un círculo perfecto, y no se mueve al intentarla girar es que está correctamente colocada. 

  5. Para extraerla debemos pellizcar la base de la copa para permitir que entre aire en el canal vaginal y así eliminar el vacío que se había formado inicialmente al colocarla.

  6. Una vez fuera se recomienda enjuagarla con agua y un jabón suave, si se quiere volver a insertar. Si se quiere remover y no volverse a colocar se deberá desinfectarla con agua hirviendo, y guardar en su empaque inicial para que se conserve en buen estado durante el mayor tiempo posible. (Organicup, 2012)

Como pueden ver, la copa menstrual representa una revolución para la manera en que vivimos nuestro ciclo. Es definitivamente la opción más cómoda, ecológica y económica que podemos utilizar hasta ahora. Es importante que sepas que te tomará algunos ciclos poder insertarla y retirarla sin problemas, como en todo la práctica hace al maestro. Te invito a que la pruebes y que si tienes cualquier problema al utilizarla se lo comuniques a tu ginecólogo para que pueda asesorarte de acuerdo a tu caso. Sin embargo, te puedo prometer que éste método va a revolucionar la manera en que vives tu ciclo, al mismo tiempo en que generas un impacto positivo en el medio ambiente.

Referencias Bibliográficas:

La Copa Menstrual: La Guía Completa de OrganiCup 2019. (2012). Recuperado de https://www.organicup.com/es/como-usar-la-copa-menstrual/

Alcalde, M. (2014). Copa Menstrual, la ginecóloga Montse Alcalde ¡Despeja las dudas! M Cup México. Recuperado de https://mcup.com.mx/web/copa-menstrual-la-ginecologa-montse-alcalde-despeja-las-dudas/

Una alternativa ecológica a los tampones y compresas | Sinplástico. (2015). Recuperado de http://blog.sinplastico.com/un-alternativa-ecologica-a-los-tampones-y-compresas-la-copa-menstrual/

0 vistas