Lo que no sabías sobre el sexo oral

Por: Isabel Aramburu

Las relaciones sexuales orales son prácticas en las que creemos que corremos “pocos riesgos”.

Una de las principales razones, es que la mujer no puede quedar embarazada, y entonces nos sentimos “libres” y sin miedo, inmunes a cualquier consecuencia. También creemos que no podemos contraer ninguna infección por la boca, y que, por lo tanto, es placentero y libre.

Sin embargo, esto no es verdad, pues corremos también un alto riesgo de contraer una ETS si no nos cuidamos de la forma correcta.

A pesar de que disminuyen algunos riesgos, seguimos expuestos a contraer distintas infecciones o enfermedades, especialmente bajo ciertas circunstancias. Por ejemplo: una mala higiene bucal, llagas o heridas en la boca o los genitales, y estar expuestos al líquido preeyaculatorio de la pareja si está infectada.

Las ETS o ITS más comunes por el sexo oral, de acuerdo al Centro Para el Control y la Prevención de las Enfermedades, o CDC, (2019) son: Clamidia, Gonorrea, Sífilis, Herpes, VPH y tricomoniasis.

Estas se transmiten a la boca o garganta cuando se practica sexo oral en una persona infectada en el pene, la vagina o el ano; al mismo tiempo, se pueden transmitir al pene, la vagina o el ano si una persona con una infección bucal o de la garganta practica sexo oral sobre los genitales.

Obviamente nos surge la duda sobre el VIH. Para esta ETS, el riesgo es mucho más bajo que al tener relaciones anales o vaginales, sin embargo, se recomienda también usar protección. A pesar de esto, debemos tomar en cuenta que al tener otras infecciones, aumentamos el riesgo de contraerlo.

Por eso, la CDC (2016), y BBC News (2017) te recomienda las siguientes técnicas para evitar contraer estas enfermedades e infecciones:

Quien vaya a recibir la estimulación oral, debe utilizar algún método de barrera:

En el caso del pene, debe de utilizar condón. Existen condones con múltiples sabores, que pueden hacer que la experiencia también sea más placentera para tu pareja.

También puedes utilizar un dique dental, que es una lámina cuadrada y delgada de látex que se coloca sobre la vagina o el ano. Si no cuentas con uno, puede cortar un condón y usarlo de la misma manera.

Si la persona que va a dar la estimulación tiene heridas o cortadas en la boca, evite realizar estas prácticas (especialmente si serán sin protección).

Finalmente, evita que la persona eyacule en tu boca.

Te recomendamos realizarte exámenes y pruebas regularmente, especialmente si tienes múltiples parejas sexuales, o si crees que estás en riesgo de contraer alguna ETS.

Seguro que esta información te permitirá que lo disfrutes más y mejor.

Bibliografía

BBC Mundo (2017). 5 Mitos del Sexo Oral Relacionados con las Enfermedades de Transmisión Sexual. Disponible en: https://www.bbc.com/mundo/media-39116334

CDC (2016). Cómo Usar Una Barrera Bucal Para Tener Sexo Oral. Disponible en: https://www.cdc.gov/condomeffectiveness/spanish/Dental-dam-use.html

CDC (2019). El Sexo Oral y el Riesgo de Contraer VIH. Disponible en: https://www.cdc.gov/hiv/spanish/risk/oralsex.html

CDC (2018). Los Riesgos de las ETS y las Relaciones Sexuales Orales. Disponible en: https://www.cdc.gov/std/spanish/stdfact-stdriskandoralsex-spa.htm

Rodríguez, L. (2019). Sexo Oral y Enfermedades de Transmisión Sexual. Disponible en: https://www.institutouroandrologico.com/actualidad/sexo-oral-enfermedades-transmision-sexual/

#riesgos #sexo #prevencion #its #sexooral