Lo seguimos dejando en manos de los hombres: El género como riesgo

Por: Susana Dominguez Corona

Género significa socialmente ser hombre o mujer, delimita las oportunidades que puedes llegar a tener, los tipos de relaciones y los papeles que puedes cumplir ante la sociedad en base a las normas implantadas. Actualmente vivimos un alto grado de violencia y desigualdad de género que afecta principalmente a las mujeres. Respecto a la salud sexual somos más vulnerables de contraer VIH y otras infecciones de transmisión sexual.

Pero te preguntarás ¿Qué es eso que nos hace vulnerables?

Aproximadamente la mitad de las personas con VIH son mujeres. Se infectan principalmente en relaciones heterosexuales y, a menudo, dentro del matrimonio. Diversos factores biológicos, sociales, culturales y económicos contribuyen a la vulnerabilidad de la mujer frente al VIH (“El vih en la mujeres”, 2012)

Comenzaremos por lo biológico. las investigaciones realizadas demuestran que el riesgo de infectarse por el VIH durante una relación sexual vaginal no protegida es de 2 a 4 veces más alto para la mujer que para el hombre, ya que las mujeres tienen una mayor superficie de mucosa expuesta a las secreciones sexuales de su pareja sexual, el semen infectado contiene normalmente una concentración más alta de virus en comparación con los fluidos vaginales de la mujer, y por tanto, permanece más tiempo en la vagina y el tracto rectal que las secreciones vaginales en el pene. (“El Género, la Sexualidad, los Derechos y el VIH”, 2013)

Socialmente algunas culturas adoptan y educan a la sociedad en base al concepto de la mujer sumisa, pasiva en las relaciones sexuales, dominadas por los hombres y sin acceso a la información, experimentado su sexualidad a través de lo que su pareja le demande. Estas ideas nos llevan a percibirnos como objetos, quitándonos la responsabilidad sobre nuestro cuerpo y lo más importante conocernos para poder elegir lo que queremos. Un factor importante que le da valor a la mujer en estas sociedades es la virginidad que por miedo a perderla se realizan prácticas de riesgo como el sexo anal, librándote de un embarazo, pero no del VIH.

La dependencia económica y emocional por el miedo a quedar solas, sobre todo en los matrimonios también es un factor que expone a la mujer al permitir que sus esposos tengan múltiples parejas. Como es el caso de los HSH, hombres que tienen relaciones con otros hombres, pero no se consideran homosexuales y mantienen una relación con una mujer.

Otro factor importante es la violencia de género que hoy en día sufrimos, la cual todas las mujeres estamos expuestas, involucrando: todo acto sexual y las acciones para comercializar o utilizar de cualquier otro modo la sexualidad de una persona mediante la coacción, sin importar el vínculo que les una. Lo que nos hace vulnerables ante este tipo de violencia es el riesgo de la transmisión directa en los encuentros sexuales forzados o violentos, también depende del trauma causado, como heridas vaginales o anales, que ocurre cuando se usa la violencia.

El disminuir a la mujer solo nos lleva a privarla de la vida generando un desequilibrio social en el cual los hombres también son afectados, por lo mismo promover la salud sexual nos hace ser conscientes y eliminar tabúes que creemos sanos cuando en verdad nos ponen en riesgo, en ocasiones solo consideramos ” el qué dirán” y no el ¿cómo me afectara?.

Referencias :

El Género, la Sexualidad, los Derechos y el VIH. (2013). Retrieved 24 September 2019, from https://www.cndh.org.mx/sites/default/files/doc/Programas/VIH/OtrasPublicacionesdeinteresrelacio

El vih en la mujeres. (2012). Retrieved 24 September 2019, from http://ftp.uncares.org/es/content/el-vih-en-las-mujeres

Mujeres y el VIH y el sida en México. (2014). Retrieved 24 September 2019, from http://www.censida.salud.gob.mx/descargas/epidemiologia/M_V_S.pdf

#rieago #mujeres #Género #desigualdad #vidasexual #sexoseguro #VIH #equidaddegenero

0 vistas