Mitos sobre la primera vez…

Por Alejandra Ibarrola Martínez

La sexualidad es un tema controversial, ya que existen muchos mitos y tabúes alrededor de ella. A través del tiempo, factores como la sociedad, la religión o incluso las circunstancias han provocado que muchas personas crezcan sin la información correcta en torno a las relaciones sexuales.

Estos conceptos o ideas que vamos adquiriendo por medio de la cultura, muchas veces ocasionan que, cuando llega el momento de empezar con una vida sexual activa, exista información errónea y se creen mitos entorno a la primera vez…

Nuestras actitudes y comportamientos sexuales están influidos por nuestras creencias, pensamientos y percepciones acerca del sexo (McCary, 1996). Cuántas veces no hemos escuchado cosas como “la primera vez debe ser perfecta”, nos la pintan cómo algo mágico o cómo en las películas, idealizando el concepto de “la primera vez”. También se dice que “no se puede quedar embarazada”, o que “debes de sangrar y duele”.

Todos estos mitos van generando ideas equivocadas frente a la primera vez y la mala información puede poner en riesgo nuestra salud.

Las primeras relaciones sexuales de una pareja, tienden a ser más mecánicas que espontáneas (McCary, 1996), al ser la primera vez, es normal que no exista eso “mágico” y “de película” como nos lo ha impuesto la sociedad, por esto mismo puede que haya cierto nerviosismo o tensión y como consecuencia, que no haya buena lubricación, por lo que muchas veces hay dolor, sin embargo esto no siempre pasa. Asimismo, al momento del primer coito, el himen puede romperse o estirarse y es posible que esto ocasione cierto sangrado, sin embargo es un suceso no traumático que pasa desapercibido durante la excitación del momento (Hyde, 2006), .

Una vez que se haya establecido una buena comunicación, además de la confianza y un sentido de igualdad entre ambos compañeros, podrán ayudarse mutuamente para obtener una mayor plenitud sexual. (McCary, 1996)

Por otro lado, es un gran mito el que no puedas quedar embarazada en tu primera vez, ya que cuando hay penetración hay una posibilidad de que haya fecundación y por lo tanto, un embarazo, sin importar si fue en la primera vez o en la cuarta… Es por esto que debemos conocer la información correcta, de modo que tomemos las medidas de precaución necesarias y así, prevenir cualquier situación que se pueda salir de las manos.

Es responsabilidad de cada uno cuidarse, informarse y tomar responsabilidad de nosotros mismos y de nuestras sexualidad, para que podamos disfrutarla y conocerla de manera sana y sin tabúes.

No debemos olvidar que el tener relaciones sexuales es un acto íntimo de dos personas y que, como menciona McCary, “La intimidad sexual, en su máxima expresión, se manifiesta cuando las sensaciones físicas y emocionales se fusionan con la empatía y la sensibilidad hacia la otra persona”.(McCary, 1996)

Referencias:

James L. McCary. (1996). Sexualidad Humana de McCary. Manual Moderno

Janet Shibley Hyde. (2006). Sexualidad Humana. McGrawHill