Parejas serodiscordantes

Las parejas serodiscordantes son aquellas en las cuales uno de sus integrantes vive con VIH. El principal miedo de las personas que no presentan el virus es infectarse de éste, y la mayoría de nosotros podría pensar que al tener una pareja con VIH irremediablemente nos infectaríamos, lo cual no es así, si se toman las medidas necesarias que se verán a continuación.

Lo más importante es comprender que hoy en día vivir con VIH, no es un limitante en ningún aspecto. Si el paciente sigue el tratamiento estrictamente, la persona que tiene VIH tiene la misma calidad de vida que la que no, por lo que es importante recalcar que este puede seguir con su vida sin ningún inconveniente.

Un tema muy importante en las parejas serodiscordantes es, por supuesto, el sexo. Como sabemos, una de las formas por las que se transmite el VIH, es a través de las relaciones sexuales, por lo que el sexo, puede suponer miedo y dudas sobre todo al principio de la relación; tanto del miembro que no presenta el virus por contraerlo, como del que lo presenta por transmitirlo.

En ocasiones, se llega al extremo de no tener relaciones sexuales debido a este miedo latente, ya que se llega a anular el deseo, el cual se puede recuperar al estar bien informados del tema ya que así sabremos que nuevas conductas se pueden incorporar, que cuidados se deben de tener en las prácticas sexuales y cuáles son prácticas de riesgo o no. Como parte de volver a formar ese vínculo y de encontrarse sexualmente, sería buena idea hablar sin prejuicios sobre los deseos, necesidades y fantasías que los dos tienen.

Lo más importante es incorporar el correcto uso del condón en las relaciones sexuales ya sean vaginales, anales u orales desde que comienzan hasta que finalizan, ya que éste nos va a proteger no solo del VIH sino de todas las infecciones de transmisión sexual (ITS). Es fundamental mirar la fecha de vencimiento, así como guardarlos en lugares frescos y poco calurosos. Si el condón se llega a romper o si no se hace uso de éste, el miembro que no presenta el virus puede asistir a una clínica a que se le dé el tratamiento correspondiente, en este caso sería el PEP.

El PEP (profilaxis post exposición) sirve en casos de emergencia para aquellas personas que han tenido prácticas de riesgo (como relaciones sexuales sin protección, contacto con sangre infectada en alguna herida abierta o alguna cavidad con mucosa, como boca y ojos, compartir jeringas o ser víctima de una violación) en las últimas 72 horas, mientras antes se administre mayor efecto tiene, el tratamiento consiste en tomar una pastilla todos los días por 28 días, sin embargo no es una medicina que se tome cada vez que se tengan relaciones sexuales sin protección ya que sus dosis para combatir el VIH es muy altas, el PEP sería como “una pastilla del día siguiente para el VIH”.

De igual forma hay “una pastilla anticonceptiva para el VIH” y se llama PrEP (profilaxis pre exposición), éste es una medicina de uso diario para las personas que están es riesgo de contraer VIH, (como es el caso del miembro que no presenta el virus en una pareja serodicordante), es importante aclarar que aunque el PrEP te protege te contraer VIH, no te protege contra otras ITS, por lo que es importante complementarlo con el uso del condón.

Otro tema muy importante y de mucha angustia en las parejas serodiscordantes es el tener un hijo, el embarazo es algo que supone mucha ilusión a la mayoría de las parejas y cuando uno de los “padres” tiene VIH, hay mucha incertidumbre en sí es seguro o no llevar a cabo un embarazo. Actualmente existe un tratamiento oportuno para la mujer que está embarazada o se quiere embarazar y tiene VIH, el cual permite reducir las posibilidades de transmisión vertical (de madre a hijo) hasta niveles menores al 2%. Este tratamiento incluye el diagnóstico oportuno a la madre, medicación antirretroviral a partir del segundo trimestre de embarazo, cesárea (en el caso que sea necesario) y provisión de sustituto de la leche materna. En este caso la concepción se puede lograr a través de una inseminación sencilla. En el caso de los hombres con VIH que desean ser padres las técnicas de centrifugado de esperma (por el cual se separa el virus de los espermatozoides) y la inseminación artificial hacen posible un embarazo, reduciendo el riesgo de infección a la mujer o a su bebé. En este caso es necesaria la realización del tratamiento en clínicas especializadas en fertilidad. (Huesped, 2009)

Podemos concluir en que, las parejas serodiscordantes, con la información y educación sexual apropiada, pueden tener una vida sexual activa sin el riesgo de infectar a la otra persona y de igual manera, pueden formar una familia recibiendo el tratamiento adecuado para llevar a cabo el embarazo.

Referencias:

(2009). Recuperado 20 Marzo 2020, de https://www.huesped.org.ar/wp-content/uploads/2014/09/Cuadernillo-para-parejas-Serodiscordantes.pdf

PEP | HIV Basics | HIV/AIDS | CDC. (2019). Recuperado 20 Marzo 2020, de https://www.cdc.gov/hiv/basics/pep.html

PrEP | HIV Basics | HIV/AIDS | CDC. (2019). Recuperado 20 Marzo 2020, de https://www.cdc.gov/hiv/basics/prep.html

#condón #embarazo #PrEP #PEP #sexualidad #sexo #VIH #pareja

3 vistas