PORNOGRAFÍA BAREBACK: UNA PELIGROSA FANTASÍA

Por: Miguel Garcia

Si alguna vez has buscado pornografía gay–claro, con fines de investigación–es muy probable (es más, casi asegurado) que te hayas topado con algún contenido bareback. Lo que quizás no te hayas dando cuenta es que esta moda del “momento” que esta regresando y escalando en la pornografía gay comercial convencional de los sitios web encubre oscuros secretos que estaremos apunto de revelar entrando por la puerta trasera. (fuera de albur)

Pero..¿Que es el Bareback?

Si te estas   preguntando que significa el famoso termino–también popularmente conocido como “montar a pelo” o “sexo al natural”–de acuerdo a diversos estudios; ya sea por el patriarcado o su popularidad entre hombres gay, refiere a hombres que tienen sexo con hombres (HSH) y, de forma intencional,  se pide y evita el uso del condón en el sexo anal.  Lo que equivale a una conducta sexual de alto riesgo en la prevención del VIH y otras enfermedades de transmisión sexual. (Brannon, 2020; Diaz et al., 2019; Cuadra-Hernandez et al., 2015; Granados Cosme, 2016).

El Bareback (sexo anal sin protección) es un no-no

La Pornografía Bareback: Una encrucijada en las practicas sexuales saludables

Como resaltan los estudios más recientes (Brannon, 2020; Mowlabocus; 2014) En el mundo de la  pornografía gay de los sitios web, esta practica se ha convertido en una preferencia en los consumidores, volviéndolo el estilo dominante, donde estudios distribuidores que alguna vez iniciaron enfocándose en las practicas sexuales exclusivamente con condón cambien con el fin de mantenerse en el mercado. El problema, yace en que los productores no toman responsabilidad en la discusión  estas acciones y su riesgo, donde la practica es tan solo una  estrategia de los directivos con el fin de mantenerse a tope en el mercado y cumplir con las preferencias de los consumidores, y desplazan aquella responsabilidad a los modelos y los personajes que ellos interpretan,  tomándoles como “sujetos activos” .  Y esto conlleva a que, si el actor decide usar medias de protección, su desempeño y representación se vuelva vulnerable a quedar excluido del mercado dominante

Además, hay que recordar un par de cosas: 1) si bien el termino fue acuñado por los hombres gay, el tener sexo anal sin protección (de ahora en adelante referida como UAI, por sus siglas en ingles), es también una practica que se realizan en la pornografía heterosexual y que, de igual manera, en los guiones sexuales de la pornografía actual es raro que se incluya el uso del condón en su contenido (Wright et al, 2016)  y 2) la pornografía esta alejada de lo que es el sexo en realidad y, en su lugar, sirve para provocar fantasías, excitación sexual y la masturbación. Sin embargo, como veremos más adelante, es también un lugar donde, idónea e incorrectamente, se pueden generar expectativas en torno a como deberían ser las relaciones sexuales en el caso de que uno no haya tenido experiencia.

De la fantasia a la realidad:

Ahora, en caso de que uno haya tenido la experiencia, se ha encontrado una y otra vez en distintos estudios que una preferencia a consumir contenido en donde no se haga uso del condón esta asociado a una menor percepción de riesgos en llevar a cabo las relaciones sexuales sin condón. (Braithwaite et al., 2015; Wright, et al. 2016; Jonas et al., 2014). Mientras que en los HSH, otros estudios han encontrado  una relación donde los hombres que prefieren en este tipo de pornografía  tengan un mayor numero de parejas sexuales y desinterés por saber si sus parejas tiene. VIH o no  (Conrneau et al., 2017) o inclusive una relación causal indirecta como lo demuestran los investigadores Jonas et al, (2014) quienes hallaron que después de ver una cinta pornográfica es mas probable que los HSH tengan una mayor intención de realizar el Bareback. Como mencionan Jonas et al. (2014) uno de los posibles motivaciones es el deseo de imitar las conductas que se ven en la pantalla a la vida real Sin embargo, hay que hacer énfasis que estudios anteriormente mencionados  realizan sus investigaciones en culturas occidentales donde las personas muestran una menor preocupación al diagnostico de VIH por el hecho de vivir en países que les proveen una mayor seguridad de salud al tener acceso a servicios y atención a la salud. Mientras que en México, quienes no les pueden garantizar esta atención,  los estudios que se han hecho al respecto, esta variable no ha sido una que han tomado en consideración (Granados Cosme, 2016; Cuadra–Hernandez et al, 2015)

¿Pero que podemos hacer?

Si el prohibir este tipo de contenido no es una opción viable como lo han demostrado Mowlabocus et al. (2014).  Lo que queda por hacer es hacer generar una consciencia en uno mismo y en los demás sobre los riesgos que se pueden generar llevando a cabo esta practica, y así educarse a si mismos y a los otros en torno a los que se enfrente, siendo a su vez consciente de las diferencias culturales, previamente mencionadas.

Referencias:

Braithwaite, S. R., Givens, A., Brown, J., & Fincham, F. (2015). Is pornography consumption associated with condom use and intoxication during hookups? Culture, Health & Sexuality, 17(10), 1155–1173. https://doi.org/10.1080/13691058.2015.1042920

Brennan, J.. (2020) Gay Porn’s Bareback Momentum. Journal of homosexuality, 67 (1), p. 127-157.

Corneau, S., Beaulieu-Prévost, D., Bernatchez, K., & Beauchemin, M. (2017). Gay male pornography: a study of users’ perspectives. Psychology & Sexuality, 8(3), 223–245. https://doi.org/10.1080/19419899.2017.1360931

Cuadra-Hernández, S. M., Baruch-Domínguez, R., Infante, C., & Granados-Cosme, J. A. (2015). “Dame una pastilla”: los significados del VIH/sida en la práctica del bareback en la ciudad de México e implicaciones para la prevención. Salud Pública de México, 57, S113–S118.

Díaz, Yasel Manuel Santiesteban, Orlando-Narváez, Solon Alberto, & Ballester-Arnal, Rafael. (2019). Conductas de riesgo hacia la infección por VIH. Una revisión de tendencias emergentes. Ciência & Saúde Coletiva, 24(4), 1417-1426. Epub May 02, 2019.https://doi.org/10.1590/1413-81232018244.02322017

Granados Cosme, J. A. (2016). Asociaciones subjetivas al bareback y sus practicantes en usuarios de redes sociales virtuales en la Ciudad de México. Revista Cuicuilco, 23(67), 75–97.

Jonas, K., Hawk, S., Vastenburg, D., & Groot, P. (2014). “Bareback” Pornography Consumption and Safe-Sex Intentions of Men Having Sex with Men. Archives of Sexual Behavior, 43(4), 745–753. https://doi.org/10.1007/s10508-014-0294-2

Mowlabocus, S., Harbottle, J., & Witzel, C. (2014). What We Can’t See? Understanding the Representations and Meanings of UAI, Barebacking, and Semen Exchange in Gay Male Pornography. Journal of Homosexuality, 61(10), 1462–1480. https://doi.org/10.1080/00918369.2014.928581

Nielsen, E.-J., & Kiss, M. (2015). Sexercising our opinion on porn: a virtual discussion. Psychology & Sexuality, 6(1), 118–139. https://doi.org/10.1080/19419899.2014.984518

Wright, P. J., Tokunaga, R. S., & Kraus, A. (2016). Consumption of Pornography, Perceived Peer Norms, and Condomless Sex. Health Communication, 31(8), 954–963. https://doi.org/10.1080/10410236.2015.1022936

#Placer #porno #sexocasual #sexo #bareback #prevencion