¿Qué significa ser swinger?

María José Gámez Seoane

Son aquellas personas que tienen una pareja estable, donde mantienen interacción sexual consentida por ambas partes de la relación con otras parejas. Es decir cada uno de los miembros de la pareja tiene relaciones sexuales con un integrante de otra pareja y así sucesivamente.

Es importante recalcar que esta práctica sexual es pactada y deseada de manera conjunta, así mismo quienes la practican consideran que tienen una relación de pareja estable. La interacción se puede llevar a cabo en clubs que tienen este objetivo o en eventos organizados por las mismas personas de forma pactada. Es importante hacer énfasis en que regularmente en estos bares no aceptan a personas que solo quieren observar la dinámica de esta práctica.

¿Quién lo popularizo?

El surgimiento del estilo de vida swinger se dio gracias a los pilotos de la fuerza aérea estadounidense, los soldados comenzaron a llevar a sus esposas a las bases militares y se practicaba una interacción sexual donde había intercambio de parejas. Los niveles de ansiedad de los militares era tan significativo que el intercambio de esposas les ayudaba a desahogarse, además sentían que si morían en combate no iban a estar desamparadas. En 1950 a este fenómeno se le dio el nombre de “Wife Swappers”.

Según una encuesta del New York Times de más de 50 millones de personas a nivel mundial obtuvieron que aproximadamente 3 de cada 10 parejas han tenido experiencias swingers. La edad promedio de las parejas que practican esta interacción sexual son entre 30 y 50 años de edad.

La Asociación Nacional de la Industria de Discotecas (ANIDICE) calcula que hace 8 años solo existían dos bares swinger, se calcula que actualmente operan alrededor de 45 bares manteniendo la discreción.

Existen muchas reglas swingers, sin embargo las siguientes son las mas conocidas:

  1. Las dos partes de la pareja tienen que estar de acuerdo y no es valido obligar alotro.

  2. Practicar sexo seguro y cuidar la higiene personal.

  3. No vincularse emocionalmente ya que es un intercambio meramente sexual.

  4. Acordar lo que va a ser satisfactorio para las dos partes.

  5. Proteger las identidades swingers ya que es una práctica que no es socialmenteaceptada.

La práctica de swinging puede ser confundida por otro tipo de actividades sexuales, ya que no se considera un acto de infidelidad, porque es algo que la pareja pacto y desea. Tampoco esta relacionado con el poliamor, porque los encuentros son totalmente físicos y no se crea un vinculo emocional profundo. Por último, no es una orgía porque no es la finalidad de esta práctica, sin embargo en ocasiones se puede dar ya que las reglas no están claras y bien establecidas.

¿Te animarías a ser swinger?

Referencias:

  1. Bergstrand, C. & Blevins J. (2003).Today’s alternative marriage styles: the case of swingers. Electronic Journal of Human Sexuality.

  2. Hurtado, C.A. & Serna, P.A.(2011). El estilo de vida swinger y la noción de fidelidad: una lucha subjetiva entre libertad y exclusividad sexual. Textos & Sentidos, 4.

  3. OByrne, P. & Watts, J.A. (2011). Exploring sexual networks: a pilot study of swingers sexual behavior and health-care-seeking practices. The Canadian Journal of Nursing Researching, 43 (1): 80-97.

  4. Orejuela, J.J.; Piedrahita, J.J. y Renza, F. (2012). La práctica/estilo de vida swinger: ¿una práctica social-sexual perversa? Sexualidad, Salud y Sociedad.Revista Latinoamericana, 10: 37-69. Río de Janeiro, Brasil.