Sexo y VIH ¿Se puede seguir siendo feliz?

Por: Camila Roytman

La sexualidad es una parte integral de la personalidad de todo ser humano. Su desarrollo pleno depende de la satisfacción de necesidades humanas básicas como el deseo de contacto, intimidad, placer, ternura y amor.

Se vive y se expresa a través de pensamientos, fantasías, deseos, creencias, conductas, prácticas y relaciones interpersonales y está influida por la interacción de factores biológicos, psicológicos y sociales

Cuando hablamos de VIH, es bastante común que la persona interrumpa su vida sexual al conocer el diagnóstico de la enfermedad. Puesto que El VIH queda asociado directamente a la actividad sexual .

La inexistencia de una cura definitiva para el VIH y la necesidad de utilizar medicación de por vida ponen sobre la mesa el miedo a la muerte, y por eso la muerte física y la muerte del deseo sexual, parecen quedar ubicadas para ellas en un mismo plano.

Es por esto que es importante informarnos: que haya tratamiento quiere decir que cuando a una persona le diagnostican una infección por VIH, habitualmente lo que le espera de ahí en adelante es una vida tan buena y tan larga como la de cualquier otra persona, siempre que se tome sus medicamentos como se los han indicado, y que vaya a ver a su médico cuando le dicen que tiene que ir.

Y es por esto que obviamente, la vida sexual también sigue, aunque tengas el virus. ¡Que gran noticia!

El VIH sigue siendo un gran desconocido para la mayoría de la gente, que da mucho miedo y que está rodeado de un gran estigma, y eso hace que el diagnóstico sea, con frecuencia, un momento muy duro.

Por eso, es importante que las personas que son reactivas y las que no lo son, entiendan que la vida sexual no tiene por qué cambiar, más que en el hecho de que deben usar condón siempre, para estar seguros de no transmitir el virus a otras personas, y para evitar contraer otra infección de transmisión sexual.

En conclusión, si eres una persona con VIH sólo deberías preocuparte de usar condón correctamente, porque por lo demás tu vida sexual no debería verse afectada, ya que ni el virus ni su tratamiento afectan para nada a la satisfacción sexual.

Así que vamos todos a tener mucho sexo seguro y satisfactorio.

Referencias: Caro, A. (2016). Sexo feliz y VIH no son incompatibles. 2019, de Amaturum Sexología Sitio web: https://www.amaturum.com/sexo-feliz-y-vih-no-son-incompatibles/

1 vista