Sexualidad y embarazo

Regina de la Fuente

El embarazo es un periodo especial y a la vez crucial en la vida de una mujer y su pareja. Durante esta etapa, se viven cambios tanto físicos, como hormonales, psicológicos, sociales que van a tener una influencia importante en la vida de la pareja, incluyendo su sexualidad.

Sin embargo, esto no deberíamos de verlo como algo malo, sino como una etapa de buscar nuevas formas de conectar emocionalmente con nuestra pareja y así poder satisfacer mutuamente las necesidades del otro. De esta manera, la pareja tendrá más herramientas para poder recorrer este periodo de transición de manera plena.

No obstante, para muchas mujeres esto no es tan fácil, ya que durante la gestación, para muchas mujeres existen cambios que convierten este momento en un periodo en el que pueden tener más conciencia de su cuerpo y disfrutarlo de manera adecuada. Pero en cambio, otras mujeres pueden llegar a sentir hasta un deterioro en su deseo sexual.

Para poder entender mejor estos cambios y las etapas dentro del embarazo y su relación con la sexualidad de la pareja, vamos a dividirlo en 3 trimestres.

Durante el primer trimestre, la mujer comienza a tener cambios hormonales muy bruscos, como lo son el incremento de estrogeno, progesterona y prolactina, los cuales van a causar nauseas, sensibilidad en los senos y cansancio. De esta manera es más complicado que la mujer se excite y por consecuente, que haya una disminución en la actividad sexual.

No se han visto diferencias muy significativas entre el primer y segundo trimestre, sin embargo, se cree que al disminuir los síntomas mencionados anteriormente, probablemente se incremente de manera moderada el deseo de estas mujeres.

A lo largo del tercer trimestre es cuando hay más cambios físicos en la mujer, lo cual puede causar inseguridad o baja autoestima al ver su cuerpo tan distinto. En el estudio de Pauleta et al. 41% de las mujeres mencionan sentirse menos atractivas durante este periodo.

Bogren, en su estudio describe que la satisfacción sexual de las mujeres diminuye en un 35% en el primer trimestre; 30% en el segundo y finalmente 56% en el tercer trimestre.

Es importante mencionar que a pesar de que si existen factores biológicos, esta satisfacción en la sexualidad se puede ver disminuida de igual manera por factores sociales y creencias personales, como lo son los tabúes acerca del daño que se le puede hacer al bebé o el riesgo que causa al embarazo tener relaciones sexuales.

Es indispensable que durante esta etapa de la pareja exista comunicación y que se intente estar lo más informados posible, ya que al estar siempre actualizados y en constante comunicación, será más sencillo llegar a tener una intimidad más profunda y asimismo poder gozar del placer y del propio cuerpo en una etapa que muchas veces parece ser no tan sencilla.

Referencias

Balestena, J. Fernández, B. Sanabria, J. & Fernández, R. (2014). Percepción de la mujer gestante sobre su función sexual. Revista de Ciencias Médicas de Pinar del Río18(3), 363-374. Recuperado en 10 de marzo de 2019, de http://scielo.sld.cu/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S1561-31942014000300002&lng=es&tlng=es.

Bogren, L (1991) Changes in sexuality in women andmen during pregnancy. Arch Sex Behav;20:35–45.

González, V. (2018). Abordaje de la sexualidad en el período grávido – puerperal. Anales de la Facultad de Medicina5(2), 141-145. Recuperado en 10 de marzo de 2019, de http://www.scielo.edu.uy/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S2301-12542018000200141&lng=es&tlng=es.

Pauleta, J., Pereira, N., & Graça, L. (2010). Sexuality During Pregnancy. The Journal Of Sexual Medicine, 7(1), 136-142. doi: 10.1111/j.1743-6109.2009.01538.x

0 vistas