Squirt, néctar o eyaculación femenina

Muchas veces hemos escuchado hablar sobre la eyaculación masculina y hasta cierto punto la hemos normalizado como algo que se espera durante un acto sexual. Pero, ¿habías oído hablar de la eyaculación femenina?  Si tu respuesta es no, no te preocupes, casi nunca se habla del tema o cuando se hace, es minimizado, considerándola solo un mito de la pornografía. ¡Ojo! No te dejes llevar por el pensamiento de que solo algunas pocas privilegiadas tienen esa misteriosa capacidad. En realidad, todas las mujeres sostienen esta posibilidad; solo es cuestión de aprender a hacerlo.  Para ello se necesitan de dos cosas: un entendimiento de la fisiología y el compromiso de practicar esta habilidad. Sí, leíste bien. Es una habilidad y como tal se puede aprender. Probablemente se pregunten: ¿por qué alguien quisiera aprender a eyacular? La respuesta es simple; porque se siente maravilloso. Es una experiencia profundamente emocional, que provoca un agradable bienestar físico. No por nada, los antiguos practicantes de ayurveda y del tantra la llamaban amrita, que significa “néctar de la vida”.

Al igual que sucede con muchas nuevas habilidades adquiridas, es recomendable aprender con nosotras mismas, antes de intentarlo hacer con una pareja. Relájate y divierte practicando con tu cuerpo, conociendo qué lugares debes de estimular más para facilitar tu eyacular con mayor facilidad. Esto se trata de práctica, práctica y más práctica. Un día serás recompensada, sintiendo su éxtasis. Para ello, es necesario que descubras y te conectes con tu grandiosa energía sexual, que dejes a un lado lo que se estableció sobre lo que se supone que debes o no hacer. Eres tu propio hermoso experimento en curso sobre cómo experimentar la eyaculación femenina. El éxtasis, el placer y el libre gozo de tu sexualidad son un derecho natural. ¡Reclámalo! Y empieza por ti para después pedírselo a un otro.

La eyaculación femenina o “squirt” se caracteriza por ser un líquido o fluido transparente o blanquecino y acuoso. Puede aparecer como goteo, en pequeños o inclusive en grandes chorros. La salida dependerá y variará de mujer en mujer, inclusive de un acto sexual a otro. Aunque la eyaculación ocurre de manera más frecuente cuando una mujer tiene un orgasmo, no siempre sucede así y es importante entender que no son lo mismo. En algunas mujeres también pueden surgir durante una excitación muy grande. También sucede que no todas las mujeres que experimentan un orgasmo, tienen la experiencia de la eyaculación. Sin embargo la  posibilidad de tener una rica expulsión aumenta, por medio de la estimulación prolongada sobre el clítoris, Punto G (zona rugosa), conducto vaginal y esponja uretral. Estas zonas responden mejor a movimientos rítmicos circulares, que tiran, frotan y empujan firmemente en el área. Otra cosa que aumenta la probabilidad es que la estimulación se realice con los dedos, pues hacen un mejor trabajo que el pene, al menos al principio. Esto se debe a que estimula directamente el área y hay un mejor control sobre la fuerza, presión y el ritmo que se emplea. Se recomienda mover los dedos adelante y atrás. Así:

La eyaculación es producida por las glándulas de Skene o también llamadas las glándulas parauretrales, las cuales están compuestas por una multitud de redes de pequeños tubos, sumergidas en el tejido eréctil que protege a la uretra. Durante la expulsión, la parte acousa de la sangre, llamada serum, se filtra a través de los poros de los tubos y se mezcla con otras secreciones para salir por el canal uretral. En algunas mujeres, las glándulas son más pequeñas, lo que puede producir que el fluido se vaya hacia el interior de lavagina y no sea expulsado visiblemente.

Una cosa que debes de saber es que la eyaculación femenina sale por el mismo orificio de donde viene la orina, lo que provoca que muchas mujeres desconozca la diferencia entre ambos líquidos y confundan el sentimiento. En ocasiones, esto puede generar angustia, que no te permite disfrutar el acto sexual y que te impida que llegues a un orgasmo. A su vez, puede obstaculizar la expulsión del líquido. Si existe esta sensación de ganas de orinar, ¡lo estás haciendo bien! Sigue con esos movimientos hasta que realmente se expulse el líquido.

Otro dato interesante de conocer es que el fluido es producida por las glándulas parauretrales y diseñadas para inundar la uretra durante el coito y el final de éste, dándole al sistema urinario, un tercer nivel de protección contra infecciones. Por ello, su presencia es necesaria para un ambiente vaginal intacto y saludable.

Algunas cosas necesitas saber para hacer tener una eyaculación, estará resumido en las siguientes notas:

  1. Sé consciente de que las mujeres y hombres son muy diferentes. Por ejemplo, a los hombres les gusta que los tomen el pene tan pronto como sea posible, ¿no es cierto? Pero las mujeres prefieren que te tomes el tiempo para calentar otras partes de su cuerpo primero, antes de llegar a sus genitales.

  2. Primero necesitas sentirte lo suficientemente excitada para poder abrirte y recibir, y así poder llegar a las zonas deseas. Si tratas de entrar a empujones antes de estar lista, será contraproducente. Si no está altamente excitada cuando estés adentro, probablemente no experimentes una eyaculación. ¡Tómate tu tiempo y disfruta el viaje!

  3. No solo toques, ¡siéntela! Pero siempre respetando sus límites y sus tiempos. Dale espacio para poder experimentar un rico squirt.

  4. Descubre las zonas erógenas que más te exciten. Juega con todo, incluyendo la mente; es la más grande zona erógena.

Recomendaciones para los hombres:

  1. Presta toda la atención en su lenguaje corporal y las señales que mande. Por medio de éstas, ella te dirá dónde, cómo y en qué momento. Si no los estás pudiendo leer las señales, pide indicaciones y escúchalas con atención.

  2. Piensa que estás consignado a darle placer más allá de la penetración. Concéntrate en ella y recuerda que ella tiene el poder de sentir una rica eyaculación también. Da en sintonía para llevarla a donde ella quiere. Al final, tú también quieres llegar ahí.

Referencias:

Abundancia, R. (25 de septiembre de 2017). ‘Squirt’: mitos y verdades sobre la eyaculación femenina. El País, 2, 2. Abril 2020, De la base de datos de Smoda, El País.

Fox, A. (18 enero 2019). Algunas preguntas (y respuestas) sobre la eyaculación femenina. bbc, 46922539, 1-3. Abril 2020, De bbc mundo noticias Base de datos.

Romero,S. (2015). La eyaculación femenina contiene orina. Muy interesante, 491427456191, 1-21. Abril 2020, De Muy interesante, salud y sexualidad Base de datos.

Winston, S. (2019). Anatomía del placer femenino. Nueva York: Mango Garden Press.

8 vistas