Violencia y abuso sexual

4 de julio

Por E. Cecilia Cano 


Abuso sexual con contacto físico- el agresor tiene contacto directo con la víctima con besos o caricias en distintas partes del cuerpo, masturbar a la persona o pedirle que la víctima lo masturbe.

Abuso sexual sin contacto físico- cuando se habla con palabras de contenido sexual a fin de agredir, exhibir los órganos genitales, desnudarse, masturbarse enfrente de él o ella, realizar el coito con otra persona para ser observado, y/o mostrar pornografía .

Es importante señalar que existe también el abuso en niños en donde los padres deben estar alertas al comportamiento de sus hijos por posibles abusos de cualquier tipo en la escuela, calle, incluso entre familiares. Datos estadísticos insisten que infantes pueden realizar conductas que deterioran la salud como: bajas calificaciones vs calificaciones perfectas, niños tímidos vs niños extrovertidos y explosivos, idea negativa y repulsiva sobre sexualidad vs exposición a lo erótico, dormir poco o mucho inapetencia vs exceso.

Entre otros efectos se encuentra el TEPT (Trastorno por estrés postraumático). Incluye la re experimentación del suceso traumático con alucinaciones y pesadillas, evitar ciertos sitios o actividades y las dificultades del dormir, concentrarse y presencia de  irritabilidad.

¿Cómo ayudar?

  1. Ofrecer refugio

  2. Estar disponible para la víctima

  1. Consolar

  2. Hacerle ver que no es responsable de lo que paso

  3. Animarla a tomar medidas

  4. Dejar a un lado los propios sentimientos y manejarlos en otro sitio.

Hyde, J., & DeLamater J. (2006). Sexualidad Humana. México: McGraw Hill.

Rubio, E. (2015). Lo que todo clínico debe saber de Sexología. México: Amssac Association.

1 vista