_edited.png
_edited.png
_edited.png

Abuso seuxal infantil

El abuso sexual es una violencia de carácter sexual, con o sin contacto físico, cometido por uno o varios individuos mediante violencia, coerción, amenaza o sorpresa, es decir sin el consentimiento de la víctima. La coerción contemplada por la ley puede ser física o moral.

 

Son frecuentes: la tasa de violencia sexual infligida únicamente por la pareja en América Latina y el Caribe es entre el 10 y 15%  de la población. La mayoría de los abusos sexuales son cometidos por cercanos o personas conocidas por las víctimas (en más del 80% de los casos), y están presentes en todo los medios sociales.

 

No es deseo sexual: la violencia sexual no tiene nada que ver con un deseo sexual, son en realidad armas muy eficaces para destruir y degradar al otro, someterlo y reducirlo al estado de objeto y de esclavo. Se trata antes que nada de dominar y de ejercer todo su poder. 

 

Es grave: el abuso sexual puede compararse con la tortura, está entre las violencias más destructivas y las menos denunciadas. En la mayoría de los casos predomina el silencio de los abusos, que son cometidos y sobre menores de edad. Menos del 10% de las violaciones son objeto de una denuncia, casi el 50% de las violaciones son cometidas a menores.

Elementos Gráficos.030.png
Elementos Gráficos.009.png
Elementos Gráficos.009.png
Elementos Gráficos.009.png
Elementos Gráficos.009.png