El autoerotismo

El autoerotismo suele considerarse un aspecto positivo del desarrollo erótico, que ayuda a consolidar la imagen corporal, aumenta la comprensión sobre las sensaciones del cuerpo y acrecienta el sentirse querido y apreciado con un determinado cuerpo. Sin embargo, en nuestra cultura es una manifestación de la sexualidad poco tolerada, y suele asociarse a ideas de maldad, suciedad y pecado, que repercuten nocivamente en el desarrollo erótico.

 

También encontramos frecuentemente conductas opuestas, como permitir a lxs menores tocarse en casa sin ningún límite al respecto. En forma ideal, es recomendable expresar a LXS menorES que pueden conocer su cuerpo y tocarlo para sentirlo agradable, pero que este es un acto privado e íntimo que hacemos solxs, en un lugar seguro fuera de las miradas de lXs demás, como una habitación privada cuando ésta existe.

No todas las formas de tocamiento de genitales son signos de una sexualidad saludable. Cuando lXs menores tocan su cuerpo inmediatamente después de vivenciar ciertos conflictos (regaños, riñas familiares, alejamiento de personas queridas), cuando se observa imposibilidad de dejar de tocarse a pesar de haberle sugerido que lo haga en su cuarto o en un espacio privado, se percibe angustia y miedo. O cuando no puede dejar de intentar tocar a otras personas, puede ser que estemos hablando de una necesidad de eliminar la ansiedad causada por sus conflictos internos, sexuales o no, por lo que es recomendable consultar a un profesional