INFANCIA

La infancia es parte de las primeras etapas de desarrollo de la persona, que influyen en lo que será como adulto, por ello requiere de una atención dedicada por parte de los padres o cuidadores que acompañan al niño para que puedan tener un crecimiento saludable.

Los niños, jugando y experimentando, se van conociendo a sí mismos y al mundo que les rodea. Por ello, el comportamiento sexual del niño le permite desarrollarse y adaptarse a su entorno.

La infancia es la etapa de la vida que se caracteriza por:

 

                     La curiosidad

                    La exploración

                    La observación

                   El descubrimiento

La curiosidad

Aparece una gran curiosidad en general, un fuerte deseo por comprenderlo todo y un interés por la anatomía humana, por explorar y comprenderla.

La exploración

Comienzan a examinar las diferentes partes del cuerpo para así, reconocer y averiguar las diferencias y particularidades de este.

La observación

Empiezan a reconocer partes y diferencias, viendo otros niñxs, juguetes e incluso adultos.

El descubrimiento

Los niñxs descubren las similitudes y diferencias entre sus cuerpos y que tocar y acariciar su cuerpo les produce placer. Toman conciencia de la pertenencia o no, a un determinado sexo, van incorporando roles y comportamientos relacionados.